Seguimos en el Básico Hotel y ahora nos quejamos de los millennials para no perder el ritmo. Pero tenemos razón en este caso. Escuhen.

Share | Download